2012-08-14_cancilleria_sustUn globo de 10 metros de diámetro, que representa una tonelada de CO2, se instaló en la Plaza de la Constitución, como símbolo del compromiso del Ministerio de RR.EE. por reducir la emisión de gases de efecto invernadero.


Reafirmando su compromiso con la Diplomacia Verde, el Ministro (s) de Relaciones Exteriores, Fernando Schmidt, anunció que la Cancillería neutralizó la huella de carbono de sus viajes aéreos realizados en 2011, en el marco de su Programa Carbono Cero, que apunta a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sus dependencias.

Para simbolizar este esfuerzo, se instaló en medio de la Plaza de Constitución un globo verde de 10 metros de diámetro que representa una tonelada de dióxido de carbono (CO2), equivalente a apenas un cuarto del carbono que produce una persona en Chile al año y que busca crear conciencia en la gente sobre la importancia de este tipo de iniciativas. El globo ya estuvo en el frontis del edificio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, en enero pasado, cuando el Ministerio de RR.EE. lanzó internacionalmente su programa Carbono Cero.

"Hoy Diplomacia Verde es sinónimo de diplomacia moderna, innovadora, eficiente y consciente de su propio compromiso con un medio ambiente limpio. Lo que estamos haciendo hoy es asumir que reducir la contaminación y neutralizar la huella de carbono es una tarea que comienza en nuestra propia casa", señaló el Canciller (s).

Embajadas y misiones en el exterior también tendrán Certificación CO2 Neutral

La primera de las acciones del Ministerio de RR.EE. que apuntó en esta dirección fue la medición de su huella de carbono, que consiste en calcular la cantidad de gases de efecto invernadero que son liberados a la atmósfera.
Este proceso, realizado por Fundación Chile y Proyectae, fue aplicado en el Edificio José Miguel Carrera y en la Academia Diplomática Andrés Bello. También se implementó en nuestras Embajadas en Brasil y en la República Popular China; en las Misiones ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y ante la Unión Europea (UE); y en el Consulado General de Chile en San Francisco, Estados Unidos.

Hasta ahora, sólo el Ministerio de Medio Ambiente había medido la huella de carbono en sus instalaciones, por lo que la Cancillería se convierte en una de las pioneras de esta iniciativa en el sector público, pero también entre los Ministerios de RR.EE. del mundo.

El resultado de la medición fue 6.430 toneladas de CO2, lo que equivale a la captura anual de 1 millón de árboles. En tanto, el promedio de emisiones por persona en el edificio ministerial fue de 5 toneladas anuales de carbono. "Esta cifra es alta, pero que responde en buena medida a los viajes aéreos que los funcionarios realizan en el cumplimiento de sus tareas y por el despacho de correspondencia y materiales fuera del país", explica el Canciller (s) Schmidt.
Para neutralizar la huella de carbono de dichos viajes, la empresa Arauco donó los bonos de carbono de sus proyectos de energía renovable bajo el estándar de la Bolsa de Clima de Santiago (SCX).

El Ministro (s) Schmidt explicó que se continuará trabajando para reducir la huella de carbono durante este año, a través de medidas tan simples como fomentar la utilización de videoconferencias, aumentar el número de estacionamientos para bicicletas en el edificio institucional, potenciar el uso de la documentación electrónica e incorporar acciones de eficiencia energética.

Adicionalmente, las 5 misiones de Chile en el exterior mencionadas anteriormente contarán este año con la certificación de la Bolsa de Clima de Santiago de CO2 Neutralidad, lo que significa que el resultado de la medición de la huella de carbono ha sido compensado invirtiendo en proyectos de reducción de emisiones de ese tipo de gases en el país.

Revise más información en sitio de Ministerio de Relaciones Exteriores.