2012-07-09_economiaverdeDocumento elaborado por Acción RSE da cuenta que el concepto de economía verde ha abandonado el ámbito estrictamente de lo técnico, para penetrar en el discurso político de los principales jefes de Estado a nivel mundial, como una forma de alcanzar el desarrollo sustentable y erradicar la pobreza a nivel global, tal como se revisó en Conferencia de Río+20. 


Revise material y descargue documento completo en sitio de AcciónRSE.

Para Ignacio Larraechea, Gerente General de AcciónRSE, “una de las señales más impactantes del último tiempo ha sido la creciente sequía a la que se han visto enfrentadas las zonas agrícolas de nuestro país, lo que sumado a la escasez de combustibles y la percepción generalizada de que el cambio climático es ya una realidad, hacen urgente apurar el paso y concretar el discurso de la sustentabilidad”. Y agrega, “la búsqueda del desarrollo sustentable, concepto que ha sido definido como el mejoramiento de la calidad de vida, que se mantiene en el tiempo en base a su equilibrio social, ambiental y económico sin comprometer el bienestar de las generaciones futuras, resulta ser clave para avanzar hacia una sociedad más armoniosa”.

Es así que la Economía Verde se presenta como una vía directa para alcanzar ese anhelado desarrollo. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) la define como aquella que junto con mejorar el bienestar del ser humano y apuntar a la equidad social, “reduce significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica”.

La concepción de una economía verde ha abandonado el ámbito estrictamente de lo técnico, para penetrar en el discurso político de los principales jefes de Estado a nivel mundial, como una forma de alcanzar el desarrollo sustentable y erradicar la pobreza a nivel global, tal como se revisó en Conferencia de Río+20.  

El auge del concepto se ha visto favorecido por el malestar asociado al paradigma económico tradicional, caracterizado por diversas crisis de corte ambiental, económico y social a lo largo de la última década: recursos hídricos, diversidad biológica, combustibles, además de la reciente crisis macrofinanciera han evidenciado la fragilidad del sistema económico, dominado por una tendencia financierista y volátil, a costa de un aumento en los desequilibrios ambientales, escasez ecológica y altos niveles de desigualdad en el acceso a las oportunidades de bienestar social.

El incremento en las emisiones globales debido a la aceleración del proceso de cambio climático; los aumentos sostenidos en el precio de las energías con una evidente dependencia del petróleo y la falta de fuentes sustentables son sólo algunos de los episodios en un contexto internacional que trata de recobrar su dinamismo y crecimiento de forma urgente. Dicho escenario ha puesto en duda el modelo de desarrollo imperante, basado principalmente en un crecimiento económico exponencial en un planeta con recursos limitados y largamente sobreexplotados, modelo de desarrollo que de no ser modificado de manera sustancial, nos llevará a necesitar 2,3 planetas Tierra al 2050, escenario imposible e insustentable

A través de documento elaborado por el área de Desarrollo de Acción RSE, se quiere introducir el concepto de Economía Verde entregando a los lectores las herramientas para su comprensión y enmarcando esta visión en la realidad actual chilena.

Revise material y descargue documento completo en sitio de AcciónRSE.