2011-12-15_estrategiaueEntre los incentivos de mercado para fortalecer la Responsabilidad Social en las empresas, la Comisión Europea destaca la integración de criterios socialmente responsables en la contratación pública que está llevando adelante la Dirección ChileCompra.  

El documento elaborado por la Comisión Europea hace un llamado a las empresas a adherir e integrar estándares de referencia internacional, como la Norma ISO 26000 de Responsabilidad Social, las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales y al Pacto Global de las Naciones Unidas.


La Comisión Europea presentó recientemente, ante el Parlamento Europeo, la Estrategia de Responsabilidad Social 2011-2014 para los países miembros del conglomerado, la cual complementa los objetivos de la Estrategia de Desarrollo Europa 2020.

A partir de esta definición de estrategia y sus directrices, la Unión Europea promoverá sus intereses y valores en las relaciones con otros países y regiones, buscando reducir los riesgos de divergencia de enfoques hacia un entendimiento común sobre los pasos a seguir en materia de Responsabilidad Social.

En el documento se señala que la crisis económica y sus consecuencias sociales derivadas han dañado los niveles de confianza de grandes grupos de consumidores en distintas áreas de negocios, razón por la cual se han centrado los esfuerzos a nivel de opinión pública en lo social y en el desempeño ético de las empresas. Bajo esta inspiración, esta nueva Carta Fundamental marca definitivamente la ruta del siglo XXI para promover la Responsabilidad Social (RS) en las empresas y organizaciones, con el objetivo de promover la generación de condiciones favorables para un  crecimiento sostenible y responsable de los negocios, procurando hacia el futuro una generación de empleo y desarrollo de riqueza equilibrado y duradero.

La estrategia que promueve la Comisión Europea está completamente de la mano con los principales principios y estándares de Responsabilidad Social consensuados a nivel mundial. De este modo, hace un llamado formal hacia las empresas, especialmente las más grandes, para que adhieran conforme a las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales, principios del Pacto Global de las Naciones Unidas, materias y fundamentos de Norma ISO 26000 de Responsabilidad Social, Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social de la OIT,  y los Principios rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos.

En línea con estos estándares, la estrategia reconoce la naturaleza multidimensional de la RS: derechos humanos, laborales y prácticas de empleo; medio ambiente; lucha contra el soborno y la corrupción; participación y desarrollo de la comunidad; integración de personas con discapacidad; respeto a los intereses de los consumidores  y a su privacidad. También se hace hincapié en la promoción del desarrollo social y de la responsabilidad ambiental a través de la cadena de suministro.

Entre los incentivos de mercado para fortalecer la Responsabilidad Social en las empresas, la Comisión destaca la integración de criterios socialmente responsables en la contratación pública. Para ello desarrolló una guía que busca facilitar la incorporación de consideraciones sociales y ambientales en la contratación pública. Cabe destacar que en Chile el sistema de compras públicas, ChileCompra, se encuentra trabajando en esta línea, en sintonía con las tendencias mundiales.

Políticas públicas y Responsabilidad Social

La Comisión Europea ha desempeñado un papel pionero en el desarrollo de políticas públicas para promover la Responsabilidad Social, desde la publicación del Libro Verde de la Unión Europea en 2001 y el establecimiento del Foro Multilateral Europeo de Responsabilidad Social, a la publicación en 2006 de una política, cuyo elemento central radicaba en un fuerte apoyo a la iniciativa empresarial Alianza Europea para la Responsabilidad Social Empresarial. Dicha política identificó ocho áreas prioritarias para la acción de la UE: concienciación y buenas prácticas, apoyo a iniciativas de múltiples partes interesadas, cooperación con los Estados miembros, información y transparencia hacia los consumidores, investigación, educación, RS en pequeñas y medianas empresas y la dimensión internacional de la RS.

Entre los indicadores de progreso de esta política, destacan: el número de empresas de la UE que ha firmado los diez principios del Pacto Global de las Naciones Unidas ha aumentado de 600 en 2006 a más de 1.900 en 2011; el número de empresas que elaboran Reportes de Sostenibilidad bajo la metodología de Global Reporting Initiative (GRI) aumentó de 270 en 2006 a más de 850 en 2011; entre otros datos relevantes.

Para ver el documento completo haga click aquí http://bit.ly/uPtGgG