2011-08-16_directiva_interiorEl mercado de las compras públicas en Chile genera transacciones por US$6.500 millones anuales, con una participación de más de 100 mil empresas, con lo cual el Estado se transforma en uno de los principales motores de cambio en la consecución del desarrollo sustentable.

La Directiva de Compras N°13, dirigida a organismos del Estado que participan del mercado público contiene las recomendaciones base para que organismos compradores incluyan criterios de evaluación sustentables en sus adquisiciones.
  

A junio de 2011, el 10,5% de las compras que se realizan a través del mercado público chileno ya han incluido algún tipo de criterio de sustentabilidad en rubros relevantes. Además el 12,5% de las transacciones que se ejecutan en el catálogo electrónico de convenios marco ChileCompra Express poseen criterios de sustentabilidad asociados. A pesar de que se trata de un tema en alza, el desafío de ChileCompra es entregar herramientas a los compradores públicos para ejecutarlas, de modo de alcanzar un 15% de órdenes de compras con preferencia a este tipo de criterios para el 2012.

Por lo anterior, la Dirección ChileCompra ha emitido la Directiva de Compras N°13, que contiene las instrucciones y recomendaciones básicas para efectuar un procedimiento de contratación sustentable por parte de los organismos públicos que realizan sus transacciones a través del portal electrónico www.mercadopublico.cl.

“La contratación pública puede ser un importante motor para incorporar políticas complementarias al desarrollo económico, ya que el Estado posee un efecto ejemplificador para otros ámbitos, especialmente si se considera su gran capacidad de compra, que supera los US$ 6.500 millones al año”, dice Felipe Goya, director de ChileCompra, y agrega “actualmente, las órdenes de compra con algún tipo de criterio sustentable alcanzan cerca del 10,5% del total emitido a través de la plataforma de licitaciones del Estado www.mercadopublico.cl, como resultado de un trabajo que como institución hemos estado realizando desde el 2009”. 

De modo de reforzar la incorporación de criterios sustentables al momento de planificar y realizar las adquisiciones, la Directiva N°13 contiene los conceptos y elementos básicos a considerar por parte del organismo comprador, como por ejemplo, el hecho de esclarecer que la inclusión de criterios no está sólo referida al bien o servicio que se requiera, sino que también pueden evaluarse los procesos de producción, distribución, operación y hasta considera el desecho del bien o servicio respectivo, en el caso que sea posible y que corresponda.

Además refiere a artículos del reglamento que orientan respecto de la manera que se puede evaluar las características de sustentabilidad que se han requerido y determinado en una licitación. Al respecto, el artículo 23 del Reglamento de la Ley 19.886 señala expresamente que: “Las Bases podrán contener, en lenguaje preciso y directo las siguientes materias: (…)3. Puntajes o ponderaciones que se asignen a los Oferentes, derivados del cumplimiento de normas que privilegien el medioambiente, contratación de discapacitados y demás materias de alto impacto social. Estos puntajes o ponderaciones no podrán, en caso alguno, ser los únicos que se consideren para determinar la adjudicación de la oferta más conveniente.”

Por su parte, el artículo 38 del mismo cuerpo normativo indica que: “Se podrán considerar como criterios técnicos o económicos el precio, la experiencia, la metodología, la calidad técnica, la asistencia técnica o soporte, los servicios de post-venta, los plazos de entrega, los recargos por fletes, consideraciones medioambientales, de eficiencia energética, los consorcios entre oferentes, el comportamiento contractual anterior, el cumplimiento de los requisitos formales de la oferta, así como cualquier otro criterio que sea atingente de acuerdo con las características de los bienes o servicios licitados y con los requerimientos de la entidad licitante”.

Fomentando las compras públicas sustentables

Una de las acciones claves para el desarrollo de las compras sustentables en el país fue en el 2009 la modificación en el Reglamento de Ley de Compras Públicas N°19.886, que posibilitó a los compradores públicos considerar aspectos de sustentabilidad como criterios de evaluación en sus licitaciones. Además, el 2010 se incorporaron sellos identificatorios a aquellos productos de la Tienda de Convenios Marco ChileCompra Express que cumplen con dichos criterios, como una manera de destacar a las empresas que practican y cumplen con normativas relacionadas.  También se incorporaron contenidos de compras públicas sustentables en la Prueba de Acreditación de Competencias en Gestión de Abastecimiento que deben rendir cada año más de  7.000 compradores públicos a  cargo de los procesos de compras de sus reparticiones.

Actualmente, la Dirección ChileCompra coordina un Comité Directivo de Compras Sustentables, en el que participan instituciones públicas y privadas, para llevar adelante la propuesta de Política de Compras Sustentables. Esta instancia nació bajo el proyecto “Fortalecimiento de las capacidades para las Compras Públicas Sustentables en Chile”, con respaldo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Además, como una forma de difundir e incentivar la participación de proveedores con criterios de sustentabilidad en el mercado, ChileCompra ha generado alianzas estratégicas con instituciones públicas y privadas, como el Consejo de Producción Limpia, AcciónRSE, PROhumana y la Universidad Católica de Valparaíso. 

En su labor de difusión, ChileCompra mantiene el sitio web www.comprassustentables.cl para compartir a la ciudadanía los proyectos, prácticas y avances en la materia.