Dante Pesce, Rob Steele, Claudio Elortegui, Felipe GoyaEl director de ChileCompra, Felipe Goya, se refirió a la evolución de la política de compras sustentables en el mercado público, en encuentro "ISO 26000: la nueva frontera de la excelencia", organizado por Vincular y que contó con la ponencia del Secretario General de la Organización Internacional de Estandarización (ISO), Rob Steele, este lunes 9 de mayo, en Sofofa.

Sobre la incorporación de criterios de sostenibilidad en las compras públicas de Chile, Steele señaló "pienso que es un excelente desarrollo y que, dada la magnitud del impacto que tienen las compras públicas y como se ha procedido aquí en Chile, es un muy buen indicador, si se quiere, del riesgo de la industria chilena y como adoptar la responsabilidad social en las compras electrónicas y el modo en que operan".

Este lunes 9 de mayo, el director de ChileCompra, Felipe Goya, participó de la Conferencia "ISO 26000: la nueva frontera de la excelencia"dictada por el Secretario General de la Organización Internacional de Estandarización (ISO), Rob Steele, realizada en Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), y que reunió a representantes del Comité Espejo Chileno de la norma y a los principales encargados de áreas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de empresas asociadas.

Luego de esta actividad, la Dirección ChileCompra y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso firmaron un convenio, según el cual ambas instituciones realizarán difusión y promoción de criterios sustentables para ser incorporados en bases de licitación publicadas en mercado público, plataforma transaccional en la que participan cerca de 100 mil proveedores.

En el encuentro, Goya se refirió a la evolución de la política de compras sustentables en el sistema de compras públicas y a las nuevas propuestas que se están generando con el fin de incentivar su adhesión tanto a compradores como a proveedores del Estado. "Al incorporar criterios de sustentabilidad, no sólo queremos promover el cuidado por el medioambiente y las mejores condiciones sociales y humanas de las personas sino también de la eficiencia y aporte a la productividad que significa tanto de las empresas como de las instituciones que la aplican", comentó Goya.

En ese sentido señaló que "el Estado posee un efecto ejemplificador para otros ámbitos, especialmente si se considera su gran capacidad de compra, que supera los US$ 6.500 millones al año. Actualmente, las órdenes de compra con algún tipo de criterio sustentable alcanzan cerca del 8% del total emitido a través de la plataforma de licitaciones del Estado www.mercadopublico.cl, como resultado de un trabajo que como institución hemos estado realizando desde el 2009".

Asimismo Goya agregó la importancia del trabajo conjunto con el Centro Vincular, organización perteneciente a la Pontifica Universidad Católica de Valparaíso que se ocupa de la Responsabilidad Social (RS) y del Desarrollo Sostenible, que "nos permitirá implementar acciones de capacitación para nuestros usuarios compradores y proveedores, con el fin de dar a conocer con mayor detalle el posible impacto en eficiencia, productividad y calidad, que tiene el uso de criterios de sustentabilidad, en el caso de ser aplicados", explicó Goya.

Por su parte, Claudio Elórtegui Raffo, Rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, dijo que "como Universidad nos esforzamos en la búsqueda de un desarrollo sostenible para el bien de nuestro país y sociedad. Este convenio con ChileCompra es una manifestación de este trabajo que nos permitirá llegar a más personas y empresarios, a través del Centro Vincular, nuestro brazo operativo en materia de Responsabilidad Social".

Secretario General de la ISO en Chile

Sobre la incorporación de criterios de sostenibilidad en compras públicas, el Secretario General de la Organización Internacional de Estandarización (ISO), Rob Steele señaló que "es un excelente desarrollo y que, dada la magnitud del impacto que tienen las compras públicas y cómo se ha procedido aquí en Chile, es un muy buen indicador, si se quiere, del riesgo de la industria chilena y cómo adoptar la responsabilidad social en las compras electrónicas y el modo en que operan".

Según Steele, operar de una manera socialmente responsable ya no es una opción y que se está convirtiendo en una exigencia de la sociedad en todo el mundo. "Lo que hace a ISO 26000 excepcional entre otras iniciativas de responsabilidad social es que se basa en el consenso internacional de todos los interesados, incluidos los países en desarrollo, empresas, gobiernos, consumidores, trabajadores, organizaciones no gubernamentales y otros. Ellos se han puesto de acuerdo sobre las materias que aborda la responsabilidad social y su forma de integrarla", señaló.

Y agregó "la idea de mirar no solamente el impacto ecnonómico, es decir el precio más barato, sino también aspectos medioambientales y sociales en torno a las compras públicas, es un potente mensaje. Estoy muy impresionado de ver al gobierno de Chile y a sus agencias de abastecimiento preocupados realmente de estas dimensiones más amplias de las compras del Estado".

La Norma ISO 26000: Guía Internacional de Responsabilidad Social fue publicada en noviembre de 2010 y es considerada la tercera generación de estándares de calidad, luego de la calidad (ISO 9000) y medio ambiente (ISO 14000).