ChileCompra promueve la incorporación de criterios de impacto social y ambiental en las compras públicas. Por su gran capacidad de compra, el Estado puede masificar las buenas prácticas en sostenibilidad y generar incentivos competitivos para las empresas.

El 36% de las órdenes de compra de los principales rubros del sistema contemplaron algún criterio de sustentabilidad, versus el 2,7% registrado a fines de 2009. 

Desde octubre de 2009, el Reglamento de Ley de Compras Públicas posibilita que los compradores públicos incluyan criterios de sustentabilidad como indicadores para la evaluación en sus licitaciones.

Durante 2010 se incorporaron en el catálogo electrónico de convenios marco, ChileCompra Express, plataforma que representa el 20% de las compras en el mercado público, una serie de sellos sustentables para empresas y productos con el fin de incentivar a los compradores del Estado y proveedores a sumarse a políticas de sustentabilidad. 

Algunos de los criterios más utilizados se refieren a eficiencia energética de los productos, impacto medioambiental de la solución, condiciones de empleo y remuneración de la empresa, políticas de sustentabilidad documentadas, elaboración de reportes de sustentabilidad bajo algún estándar internacional o si el proveedor ha suscrito Acuerdos de Producción Limpia (APL)

A lo anterior se suma el Pacto de Integridad incluido en bases de licitación donde las empresas se comprometen a, entre otras cosas, actuar con transparencia, probidad y veracidad en la información y antecedentes presentados en la propuesta. Esta cláusula corresponde al punto 9 de bases de licitación, “Requerimientos Técnicos y Otras Cláusulas”, de modo que los organismos compradores puedan incluirla en las licitaciones que publique a través de la plataforma transaccional www.mercadopublico.cl . 

En materia de integridad, las bases de licitación también contemplan el punto 4 de Requisitos para participar en la licitación como es el no haber sido condenado por prácticas anti sindicales o infracción a los derechos fundamentales del trabajador a contar del 19 de enero de 2008, por un período de 2 años. Dicha condición se acredita mediante una declaración jurada que deben presentar los adjudicatarios de cada licitación para la celebración del contrato respectivo, sin perjuicio de las facultades de la Dirección ChileCompra de verificar dicha información, en cualquier momento, en los registros que para tal efecto lleva la Dirección del Trabajo.