Edición especial de Responsabilidad Social Empresarial de La Segunda destaca los avances en política de compras públicas sustentables, entre ellos el 5,2% de compras con criterios de sustentabilidad que se realizan a través del mercado público chileno que mueve alrededor de US$ 6.000 millones.

La Dirección ChileCompra es la entidad que lidera la instalación de estos criterios en el mercado público, plataforma en la que transan alrededor de 95 mil empresas. El objetivo es que al año 2012, el 15% de las transacciones que se realicen por esta vía incorporen criterios de sustentabilidad.

>> Vea Reportaje de Responsabilidad Social Empresarial de La Segunda aquí.


Hasta septiembre del año pasado, 270 mil oportunidades de negocio y más de US$ 4.300 millones transados en el sistema de compras públicas chileno daban cuenta de la  madurez de un mercado que ha ayudado a aumentar  la transparencia de la gestión pública, al acceso de pequeños proveedores a las compras que efectúa el Estado y a aportar decisivamente a un cambio en materia de sustentabilidad en la economía nacional.

Y es que el Estado posee un efecto ejemplificador para otros ámbitos, sobre todo si se considera su gran capacidad de compra, que supera los US$ 6.000 millones al año. Al incorporar en sus adquisiciones criterios sustentables, aumentan los niveles de eficiencia en la gestión pública y se generan incentivos competitivos para que las empresas desarrollen sus propias políticas en la materia.

ChileCompra juega un rol fundamental en este quehacer, ya que es la agencia pública encargada de administrar el sistema de compras públicas del Estado de Chile. Por eso ha asumido el desafío de coordinar esfuerzos para avanzar hacia un mercado público más sustentable, estableciendo como meta que al año 2012, el 15% de las compras que se realicen por esta vía tengan criterios de sustentabilidad incorporados. En la práctica, eso significa que el sistema les otorga un valor especial a aquellos proveedores que hayan incorporado a su producción criterios de eficiencia energética, cuidado del medio ambiente o adhesión a acuerdos de producción limpia, entre otras acciones en esta línea.

Bonificaciones en puntaje

A la fecha, el 5,2% de las compras que se realizan a través del mercado público chileno ya han incluido este tipo de criterios de sustentabilidad, cuatro veces más que el 1,3% registrado hace un año. Y el 12,5% de las transacciones que se ejecutan en ChileCompra Express poseen criterios de sustentabilidad asociados. A pesar de que se trata de un tema en alza, el desafío de ChileCompra es ajustar la normativa para posibilitar Compras Públicas Sustentables (SPP) y entregar herramientas a los compradores públicos para ejecutarlas, según especifica el director del organismo, Felipe Goya.

Pero en los últimos dos años, reconoce, se han conseguido significaticos avances: en octubre de 2009, a través de la modificación al Reglamento de Ley de Compras Públicas, se posibilitó que los compradores públicos consideraran aspectos de sustentabilidad como criterios de evaluación en sus licitaciones. Y a mediados de este año se incorporaron sellos identificatorios a aquellos productos de ChileCompra Express que cumplen con estos criterios. Goya agrega que en octubre de 2010, los contenidos de SPP fueron incluidos en la prueba de acreditación de 9.000  compradores públicos que habían sido capacitados en esta materia durante el año.

Todas estas medidas fueron resultado de un trabajo planificado que ha considerado distintas aristas y líneas de acción para propiciar las compras sustentables en el aparato público. En 2008, por ejemplo, ChileCompra publicó una Directiva de Eficiencia Energética, que indicaba a los organismos estatales cómo incorporar criterios de eficiencia energética en sus licitaciones, y elaboró, en conjunto con el Programa País de Eficiencia Energética, un manual de compras energéticamente eficientes y una guía práctica. Paralelamente, desde ese mismo año se comenzaron a entregar bonificaciones de puntajes a las empresas que ofertan a través de convenios marco y que presentan condiciones de sustentabilidad en sus procesos y productos.

 

Promoción de criterios amigables con el medio ambiente


Actualmente, ChileCompra coordina un Comité Directivo de Compras Sustentables, en el que participan instituciones públicas y privadas, para llevar adelante la propuesta de Política de Compras Sustentables y las herramientas de promoción para el uso de  criterios de sustentabilidad en el mercado público, plataforma en la que transan cerca de 95 mil empresas.
Esta instancia es parte del proyecto “Fortalecimiento de las capacidades para las Compras Públicas Sustentables (SPP) en Chile”, que cuenta con el respaldo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y que tiene como contraparte nacional a ChileCompra y al Ministerio del Medio Ambiente.


Próximamente, un estudio de mercado permitirá conocer la profundidad y velocidad adecuada para SPP en el mercado público nacional, la que dependerá del nivel de preparación que tengan las empresas. “El consenso es que la introducción de conceptos de sustentabilidad en las compras públicas debe ser gradual, en función del nivel de preparación del mercado. Los resultados de este análisis los traspasaremos a la tienda electrónica a través de nuevos sellos en los productos y a la plataforma de licitaciones, incluyendo criterios de evaluación y cláusulas específicas en los formularios de bases de licitación”, describe Felipe Goya.

 

Próximos pasos

El director de ChileCompra explica que “la incorporación de SPP se inició con una discusión acotada, orientada a los aspectos medioambientales; sin embargo, con el tiempo observamos avances existentes en los otros pilares, por lo que resultó natural ampliar el alcance del proyecto inicial y fijarnos objetivos respecto de SPP, lo que permitió profundizar el nivel de la discusión e incorporar más aliados estratégicos en torno al proyecto”.

Esta mirada transversal, añade, ha permitido avanzar de buena forma en la instalación de conceptos generales. “Sin embargo, se requiere un cambio de estándares y  procedimientos, por lo que tenemos el desafío de hacer parte de esta discusión a todos los actores involucrados, de manera de definir nuevos criterios y estándares para hacer negocios con el Estado”, puntualiza. Lo anterior, destaca, sumado a una efectiva  capacitación de los compradores públicos y a una correcta gestión del cambio que considere el grado de preparación de la industria, permitirá en el mediano y largo plazo alcanzar la meta de que el 15% de las compras a 2012 incorporen criterios de sustentabilidad.